Reloj
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Administradores
Señor de los Vampiros. Demonio Mayor
Últimos temas
» Saludos
Mar Ene 01, 2013 1:38 am por Elwen Noldorin

» Holaa
Miér Abr 06, 2011 5:39 pm por Aradia Coledrige

» .:: | Mi Taller | ::.
Lun Abr 04, 2011 11:44 am por Elvanshalee Gellaer

» NUEVA COMUNIDAD "No More Heroes"
Dom Nov 21, 2010 3:38 pm por luislegrand

» Notificación de Agradecimiento e Invitación
Dom Nov 21, 2010 3:32 pm por luislegrand

» Me presento
Vie Oct 29, 2010 6:46 am por Garrett

» Re-escribiendo Warlords
Miér Oct 20, 2010 10:07 pm por Drina Criztallo di Hyel

» SEGUNDO LLAMADO PARA SERGE!!!
Lun Oct 18, 2010 6:14 pm por Black_Cat

» Escarlata y Plata [Privado]
Vie Oct 15, 2010 7:26 pm por Runa

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Lun Jul 01, 2013 1:05 pm.

El viaje de Serge y María ( continuación)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Lun Ago 23, 2010 2:12 am


:::Off :::
Encontre esa pieza en una gala de patinaje artistico de las olimpiadas en Vancouver, y me gustó mucho, la tomaremos como la música incidental.

On::::
Una violenta rafaga de aire helado golpeó el cuerpo equino que María habia tomado para viajar con rumbo hacia Asgard, sintió sus crines siendo azotadas por el viento, mientras de sus fosas nasales exhalaba un blanco vaho que se perdía en el cielo, no observaba a Serge en lo absoluto, estaba mas preocupada en mantener la estabilidad de su vuelo, pues a cada batir de sus alas una rafaga de aire helado y huracanado la empujaba lejos, comenzaba a fatigarse, comenzó a descender lentamente, hasta que un granizo golpe sobre su rostro, María sacudió la cabeza relinchando de dolor, ahora comenzaba a granizar -Granizo...en verdad que el clima esta cambiando.- no pudo continuar con su comentario, pues otro granizo mas grande que el anterior, la golpeo violentamente, haciendole flaquear sus ya escasas fuerzas, comenzó a descender en picado, cerca de un claro del bosque donde se levantaba una cabaña, apenas y pudo estabilizarse, pero fue demasiado tarde, habia recobrado ya su forma humana, y ahora se estrellaba violentamente contra la nieve, poniendo su hombro para amortiguar un poco la caida, no observó que habia sido de Giovanni, solo esperaba que no gritará o causaría una avalancha...y que no callera encima de ella.
María observó su cabaña, pero el golpe habia sido bastante duro, aunado al cansancio por el viaje, la chica extendió con un movimiento pesado su brazo en dirección de la cabaña, y calló desmayada de exhausta.

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Lun Ago 23, 2010 3:33 am

El vuelo al inicio fue agradable pero cuando estabamos sobre las tierras nevadas de Asgard parecio cambiar brutalmente. El viento nos golpeaba con fiereza teniendo que aferrarme fuertemente al lomo de Maria, para no caer perdido en pleno desierto helado. Mis piernas ibas tiesas, sabia que el clima era helado pero jamas pense que habian llegado a ese extremo. De la nada el granizo nos golpeo ferozmente cayendo desde lo alto torpemente a la nieve, que actuo de colchon ante mi. No supe bien que paso ni como, solo me vi tirado en aquel helado suelo mientras las ventistas me nublaban la vision. De repente me vi solo, solo en la blanca eternidad de los hielos. No puedo decir que es agradable dado que la desesperacion fue lo primero que se apodero de mi _Maria!!! - grito lo mas alto que puedo pero no se si me escucha. El viento grita y gime mas fuerte que yo. Doy unos pasos que se entierran en la nieve y entonces veo la rubia cabellera de mi acompañante. Corro torpemente tropezando un par de veces hacia ella para tomarla entre mis brazos y cubrir con mi cuerpo el frio que parece desquitarse con nosotros dos _Tranquila!! Yo te llevare a un lugar seguro!! _ Antes de darme cuenta estoy gritando, buscando con la mirada un lugar que nos refugie de aquella tormenta. Puedo divisar una cabaña por lo que la levanto entre mis brazos y comienzo a caminar hacia aquel lugar, retrocediendo unos pasos con cada fuerte ventizca mas no por eso rindiendome, recibiendo trozos de hielo en mi rostro y brazos asi como todo mi cuerpo _Maldita sea!!! grito en medio de tal azote , hasta que por fin me veo frente a la cabaña. No caimos lejos pero me parecio una eternidad para llegar hasta ella. Abro la puerta como puedo e ingreso ahi con la dama de Asgard en mis brazos, sosteniendola celosamente para evitar que cualquier cosa le golpee. Demasiado habia pasado para llevarnos con vida a aquel infierno. La deposito suavemente en un sofa lleno de almohadas y trato de recobrar el aliento, mientras que, con una mano le quito los cabellos que caian alborotados sobre su rostro _ ¿Estas bien?_ pregunto poniendome en cunclillas a su lado, mirandola con el rostro lleno de escarcha y hielo _ De haber sabido que volabas tan mal, me habria venido en barco _ bromeo sonriendo a ella.
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Lun Ago 23, 2010 4:15 pm

Mientras se encontraba inconciente, María solo sintió un cuerpo protegiendola, pero no supo que mas pasó, una especie de sueño invadio su mente, e inconcientemente recostó su rostro contra el pecho de Serge, mientras sus dedos se aferraban a el, como si no quisiera desprenderse...Esto fue lo que paso durante su sueño.

La figura de una niña pequeña y muy bonita de rubios cabellos, se encontraba paseando en el bosque, llevaba un vestido completamente blanco, con hermosos listones azules ondeando con suavidad a la brisa, se encontraba haciendo bolas de nieve, en medio de un hermoso bosque de hojas de color esmeralda, a lo lejos un hombre la observaba con un aspecto triste y sombrío en su rostro, el hombre llevaba una gruesa y gran hacha de leñador entre sus manos, y un atado de troncos yacía a su lado, la pequeña María se levantó despació sacudiendose la nieve de sus manitas y su vestido, mientras enseñaba a su papa un diminuto muñeco de nieve que habia hecho, la fina lluvia que habia caido se habia ido ya y un hermoso arcoiris brillaba sobre el bosque, María observó el arcoiris y le dijo a su papa.-Mira papi!!, el puente de colores!!-el papa se limitó a forzar una sonrisa extraña que la pequeña detecto, y se aproximó despacio a el, el padre se hincó y abrazó fuertemente a su hija, mientras dejaba escapar un pequeño sollozo, María acaricio el rostro de su padre, y el hombre le dijo.-No quiero que me guardes rencor por esto...yo no he escogido tu destino...pero asi lo han trazado los dioses...voy a ir a cortar unos arboles en otro punto del bosque, pero no quiero que te muevas de aquí por nada, me entiendes.-María con tan solo siete años no entendía a que se refería su padre, pero no estaba acostumbrada a desobedecerlos a ninguno de los dos, abrazó a su padre, como si no quisiera soltarlo, inconcientemente sabía lo que estaba ocurriendo ( fue en ese momento cuando en la realidad María se encontraba inconciente y abrazando a Serge con fuerza),la imagen se borró y acontinuación una María de 12 años en el mismo claro, donde ahora habia una cabaña, y una mujer muy hermosa con ropas de sacerdotisa, se encontraba cepillando la cabellera de la pequeña, y explicandole a María la importancia de sus espiritus y como habia sido elegida para ser sacerdotisa, no debía de dejar morir nunca la esperanza, y sobre todo no odiar a sus padres, pues era algo que ellos no podían impedir, la imagen volvió a desaparecer, y un cálido calor invadió el cuerpo de María, comenzaba a recobrar el sentido, pero no habia abierto los ojos aun... un triste lamento broto de sus labios.-Papá...-mientras sus manos acariciaban con suavidad el rostro de Serge, para acontinuación dejarlas caer pesadamente sobre el sillón, fue entonces cuando una voz familiar estalló en su cabeza, esa voz le resultó agradable en primera instancia, y se sintió segura, pero entonces comenzó a recordar los últimos acontecimientos, y cuando abrió sus ojos levantando pesadamente sus parpados, sonrió con agradecimiento, aún cuando escuchó el comentario de Serge, se limitó a responder con un tono de voz cansado y somnoliento...-No vuelo mal...usualmente no suelo...llevar tanta carga...eres un tonto...la próxima vez...dejaré que llegues caminando...-dijo María llevandose una de sus manos a su frente, observó el lugar.
-Bienvenido a mi casa...Serge...y...muchas gracias...en verdad...eres un buen muchacho.-dijo la chica, antes de volver a suspirar fatigadamente.

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Mar Ago 24, 2010 1:39 am

Le observo cada una de las heridas que habian dañado su piel tersa. No es normal que yo logre intimidad con las mujeres pero, las mujeres con las que me he encontrado no soy parecidas en nada a esta sacerdotiza. No despierta en mi deseos de tomarla ahi mismo, menos de aprovecharme de la situacion, sino que despierta otro tipo de sensaciones. No, no me volvi un amanerado como pensaria usualmente solo adquiri algo que pense que habia perdido hace años ya :conciencia. Ella ha depositado su confianza en mi, me llevo encima de ella por los mares y enfrento una tormenta por una razon , por un ideal, un deseo. Yo jamas tuve ese espiritu, nunca quise salvar nada ni a nadie que no sea a mi mismo y nunca hice nada por otra razon mas que el dinero. De repente ante Maria mi vida es un cubo vacio y duele, duele mucho pensar que eso en lo que me he convertido. ¿En que instante deje de ser Giovanni? Tanto me castigo mi pasado que aun siento a flor de piel los golpes de mi padre pero, no fui hombre, fui un cobarde. Yo no tenia que marcharme esa noche, debia enfrentarlo........debia quedarme. Se me hace un nudo en la garganta pensar eso, mientras Maria descansa en aquel sofa. Gracias a su estado dudo que pueda notar como mis ojos se empañan asolados por la culpa.

Con el reves de la mano acaricio su frente, blanca y suave como la piel de un elfo, más ella no me desagrada en absoluto. Me pongo de pie y me quito la chaqueta humeda mientras busco con la mirada algo para cubrirla. Veo una chimenea que podria encender para dar fuego y calor, cosa que hago recurriendo a los leños que hay ahi y a unas piedras de esas que hacen chispas que esta a un costado. Me vuelvo un infeliz chocando las piedritas y lo que comienza como un intento calmo se vuelve personal hasta que una maldita chispa sale y me permite crear fuego. Me pongo de pie y le doy una mirada a la cada, muy confortable y agradable.

Desde dentro puedo por primera vez apreciar la belleza de Asgard, la nieve le da un encanto profundo y melancolico que nunca he sentido antes. Me llevo la mano al pelo y lo peino hacia atras para luego volver al lugar junto a Maria Renard _ Tonto, bueno..... ¿Que no me has dicho en este viaje? _ no estoy molesto, por el contrario, sonrio como rara vez mientras vuelvo a ponerme en cunclillas junto a Maria, admirando su cansancio con pesar _ Estas agotada. Deberias descansar. No te preocupes, no me marchare, cuando despiertes podras insultarme todo lo que quieras _sonrio al verla hablando con voz calma, mientras afuera escucho como aquella tormenta azota la cabaña. Debo pensar, y mucho ahora. Algo me esta pasando y sea lo que sea no me gusta. Estoy en Asgard y por primera vez en mi vida, olvide que me trajo aqui.
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Mar Ago 24, 2010 6:22 pm

Asintió en silencio moviendo su cabeza de arriba a abajo.-Es tu casa...ponte comodo.-dijo María y se quedo profundamente dormida una vez mas.
Esto fue lo que vió en sus sueños.
Se encontraba justamente en medio de aquella cabaña, de hecho era como si su alma se hubiese salido de su cuerpo, sentía que flotaba en el aire, y sobre todo podía observar la figura de Serge ahi en cuclillas junto a ella, María deslizó una mano acariciando la cabeza de aquel muchacho, y entonces una risilla aguda y fría estalló a sus espaldas, una niebla blanca envolvio por completo aquella estancia, y María se encontro rodeada por esa espesura, sola por completo, agudizó la vista, mientras a lo lejos, un par de hermosos y fríos ojos azules brillaban intensamente, la voz de una mujer resonó en medio de aquella soledad.-Vamos María...déjame salir...ha pasado mucho tiempo...recuerdas que vivo contigo...tu corazón palpita cuando estas junto a ese joven...lo mismo que palpita cuando te has encontrado con tantos mas...por que levantas esa pantalla de mujer fría que no necesita de los hombres...no has conocido el amor aun, y tu corazón y tu cuerpo estan tan fríos y secos como las hojas de los libros que lees tan ansiosamente...puedes permanecer así...solamente tienes que dejarme salir...el chico tiene lo suyo...yo puedo satisfacerlo...deja que me posea María, ni tu cuerpo ni tu alma se mancharán como piensas...- María se tapo las manos con los oidos mientras musitaba devilmente.-Callate Shiva...no es lo que estas pensando...estas completamente equivocada...alejate de aquí...no hagas el calvario de tener que vivir contigo aun mas pesado...tu deseo no es ese joven...es que te deje libre, y así consumir cada vez mas mi vida y mi tiempo...no podrás engañarme como lo hiciste cuando nos enfrentamos hace años.-dijo la joven, a su alrededor apareció un magnifico tigre de color blanco, sus rayas en momentos parecian ser verde esmeralda, el tigre era inmenso, casi del tamaño de María, el animal se recostó a los pies de la humana y gruño en dirección de donde provenia la voz de Shiva...una vez mas la voz de la mujer de hielo brotó-Ese entrometido gato tuyo María...no sabe que estamos en una conversación privada.-, una voz sonó nuevamente, no era la voz del tigre, era una voz que sonaba seca y llena de sabiduría -Y tu lengua de serpiente, deberías de saber que es de mala educación acosar a la gente que se encuentra durmiendo, y aprovechar el estado de María para poder llegar a ella...sin embargo te has olvidado que nosotros estamos mas cerca que tu de María, y que estamos mas apegados a ella que su propia sombra.-Un calor acogedor se apoderó del lugar, y la niebla comenzó a moverse con violencia, al tiempo que una hermosa ave de fuego, un Fenix se deslizaba desde el cielo trazando circulos, cuando la nieve se barrió , los ojos de Shiva desaparecieron, y solo quedaron María , el tigre y el fénix en aquel lugar.-Gracias...-algo raro pasaba...en aquel sueño...María no dejo de pensar en las palabras dadas por Shiva.
Fin del sueño.
Cuando María despertó por fin, ya el fuego de la chimenea comenzaba a consumirse, y Serge yacía a su lado dormido ( suponiendo que te dormiste por que también estabas cansado xD)aun se escuchaba la tormenta azotando el lugar, María lo observó en silencio, y sin saber por que lo hacía acarició con suma ternura el rostro y la frente del muchacho, se levantó en silencio del sillón y despojó de su chamarra a Serge, estaba humeda, y la colocó sobre el respaldo de una silla cerca del fuego para que se secará, hechó un grueso cobertor sobre Serge, y se agarró la frente...aun le dolía el lugar donde el granizo le habia golpeado, observó su casa...la cabaña del alba, era el primer lugar de Asgard a donde llegaban los rayos del sol del amanecer, observó con detenimiento, todo seguía en su lugar, hacia tiempo que no venía...Se levantó sin hacer ruido para no despertarle, y se dirigió a su cocina, sacó de un enorme tarron de porcelana unas hermosas flores con forma de violetas de color blanco y salpicadas con puntos de color rojo sangre, puso a hervir agua, y arrojó las flores, espero a que el té estuviera listo, y lo sirvió en dos humeantes tazas y las llevó con cuidado, María se sentó en el piso cubierto con gruesa alfombra, sobre sus rodillas, poniendo sus piernas muy cerca del rostro del muchacho, María le pico el estomago con un fino dedo mientras hablaba suavemente a su oido.-Despierta tonto...te has quedado dormido...te preparé un té de flores de fuego invernal...es una hierba mágica, te ayudará a entrar en calor rápido y podrás soportar las bajas temperaturas que hay en Asgard.-Hacercó la taza con té caliente cerca de su rostro, para que aspirará el rico y confortante aroma del té.

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Jue Ago 26, 2010 10:23 pm

Podia sentir como mis brazos me dolian al igual que mis piernas. No me habia percatado de eso hasta que me sente junto a Maria quedandome quieto unos momentos. Luego cuando quise mover los brazos me costó hacerlo. Acomode mi cuerpo junto al sofa mientras me soplaba las manos para calentarlas pero, los dedos estaban entumecidos por el frio. Aun asi la chimenea servia y mucho para calentar el ambiente. Por inercia comence a dar cabezazos, los parpados se me cerraban y sin darme cuenta, mi frente golpeo en mi rodilla usandola como almohada mientras mis cabellos humedos caian sobre mi rostro. En algun momento me habre dormido porque por alguna razon, comence a ver una serie de cosas en sueños. Desde las montañas un ejercito negro se alzaba tan numeroso que hasta cubria las blancas nieves, chocando contra otro que salia del hielo. Un choque tan fuerte en el cual yo estaba metido en medio, sin saber para que lado correr y es entonces que siento un peso descomunal en el bolsillo de mi chaqueta. Muchas monedas de oro salen del bolsillo cayendo al suelo pero, cuando veo mis manos, hay sangre en ellas. A la primer gota que toca la nieve esta se tiñe de color sangre.

No pude ver mas dado que mis ojos se abrieron de repente cuando escuche una voz y senti algo que me picaba en la cintura. Rei en silencio sin levantar la mirada puesto que seguro parecia un oso panda o algo parecido puesto que me dolia el rostor pero algo me decia que era por que mi cuerpo no estaba acostumbrado al clima _ Auch, crees que no pero duele _ la miro con los pelos sobree mis ojos y extiendo mis manos para tomar el te que m ofrece _Me ofreces cosas magicas? Si quieres abusar de mi solo dilo_ sonrio mientras le muestro los dientes pero no puedo evitar hacer uan mueca de dolor en mi cuerpo contracturado. Doy un sorvo a aquella cosa que para mi sorpresa no sabe tan feo _ No esta mal _empiezo a decir para luego tomarmelo todo de un solo sorbo pero es cuando siento como si me hubiesen dado a beber alcohol y yo me hubiese echado un fosforo dentro . Quemaba como si me estuviese combustionando pero aun asi no tenia un sabor feo. De repente mi vista se empezo a pseudo nublar y comence a reir dado que , aquella cosa por alguna razon me hizo relajar y muuuucho _ Asgard es hermosa, todo tan blanco y frio. Es hermosa como tu._levanto la mirada y veo a la sacerdotiza mientras mis pupilas se dilatan y me siento pesado de repente; antes de darme cuenta veo todo de una forma inquietamente distinta _ Eres blanca y fria como Asgard..........¿Sabes que mas es blanco y frio? Mi cara.......y tu cara.....y Asgard....y la luna tambien pero ella no cuenta porque no es tan blanca. Mirala bien , tiene bordes de cosas negras o manchas..........A ti se te forman manchas en la cara cuando te enfadas........es como que haces asi_fruncí la nariz y el entrecejo de manera exagerada levantando el labio para mostrar mis dientes _ y te ramificas o algo raro , com osi fueses a transformarte......Yo no digo nada pero me diste miedo la primera vez que te vi_
¿Por que estoy diciendo estas cosas? Me siento drogado ¿Que tenia este te?
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Vie Ago 27, 2010 12:08 am

María sacudió la cabeza en señal de negación cuando escuchó las palabras de Serge y bromeó un poco -Abusar de ti...no soy una loba...aunque puedo transformarme en una -dijo mientras observaba como Serge le daba un ligero trago al te de flores de fuego invernal, pero entonces abrió la boca muchisimo cuando le observo beberse el té de un trago completo -O...oye...espera!...no te lo tomes tan rapido no es bueno!!!.-le dijo María pero ya era tarde, aquel te tenia muchos efectos, avecez solia tener cualidades afrodisiacas, pero la mayoría de las vecez si se tomaba demasiado rapido aun mas para un cuerpo no acostumbrado, el efecto era como si se hubiese bebido muchos tragos de alcohol, María se llevó una mano a la boca un tanto asombrada, pensando que lo mejor seria darle un fuerte golpe en el estomago para que vomitara el té...pero ya el efecto habia hecho presa en el y demasiado rápido.

-No soy tan hermosa...Valhalla lo es mas.....en verdad crees que soy una mujer fría y sin sentimientos...eso...bueno no es que me afecte, ya me lo han dicho muchas vecez-dijo María apenandose y bajando la mirada mientras jugaba con sus dedos sobre la orilla de su falda que por la posicion que habia adoptado dejaba al descubierto un hermoso par de muslos bien torneados y firmes, se moridó el labio preocupada, despues de todo ella mejor que nadie sabia que los niños y los...borrachos por asi decirlo siempre dicen la verdad.

-Se me ensombrece la cara..-estaba pensando muy seriamente en aquel comentario.-...no era mi intención asustarte...se que tengo la delicadeza de una osa protegiendo a sus cachorros...pero normalmente no es así....Serge si tienes frío...bueno la cabaña no es muy cálida sobre todo por estos meses.....pero que tonto eres...como se te ocurrió tomarte el té de un trago!, no es agua!, ni alcohol...debes de tomarlo en tragos pequeños...así-pero no pudo reprimir la risa que le dio el estado de Serge y dió un trago de mas, un calor abrazador se apodero de su cuerpo poniendo rojas sus mejillas...sintió un calorcillo recorriendo sus entrepiernas y subiendo hasta su pecho como si se hubiera aborchonado...comenzó a hablar nuevamente pero se le trababa un poco la lengua.-Ve lo que me haces hacer...en verdad eres un caos ...si te tomas este te demasiado rapido es como si bebieras muchas copas de licor...el efecto es demasiado fuerte...Serge...si tienes frío...yo puedo darte un poco de calor...SIN MAL PENSAR!!-Maria comenzó a andar a cuatro patas hasta serge como si fuera una fiera al acecho de su presa, se sentó junto a Serge y recargo su cabeza sobre su hombro, mientras un grueso pelaje blanco comenzaba a brotar de su cuerpo, tomando la forma de una enorme loba blanca, con profundos pero tristes ojos de color oscuro, María hacerco su cuerpo lobuno al de Giovanni, que aun sentado era apenas del tamaño del aspecto de María y la loba recargo su cabeza sobre las piernas de Giovanni, mientras resoplaba tranquilamente.-Asi estarás mejor...ese té tiene un efecto muy fuerte en verdad...siento un calorcillo extraño recorriendo mi cuerpo.-habló la loba con la tranquila voz de la humana

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Vie Ago 27, 2010 9:56 pm

_Si tu me das algo para que yo tome, agarro ese algo y lo tomo! _ antes de darme cuenta levanto la voz como si fuese un ebrio mientras veo como todo el lugar se mueve peligrosamente como si fuese un barco _ El agua y el alcohol se toma a fondo blanco, como los hombres! Los hombres lo bebemos a fondo no en sorbos! Eso lo hacen las señoritas!! Y por mi apellido no soy señorita!!!_ mi voz parece mas arrastrada que otras veces. De verdad parezco un ebrio apestoso. Eso no le hace bien a mi reputacion. Ya me lo imagino! ¿Alguna vez te embriagaste? Si, tomando una taza de te! Malditas cosas misticas que le echan a los tes! Ademas eso no es todo, siento como tengo calor pero no por las ropas, sino porque algo me estaba quemando los intestinos. Me paso la mano por la cara y si, noto como esta está ardiendo. Escucho como ella me ofrece calor y le lanzo una mirada patetica y dolida _ Más? Me meteras mas de ese te en el sistema? _ la idea no es tan mala. No sabe mal y me siento como si estuviese pisando espuma mientras noto como mis manos son grandes y todo el cuarto comienza a moverse de forma pasiva, como una cuna.

Antes de admirar la tranquilidad del cuarto que se mece como un barco en altamar, me encuentro con la mirada de Maria, quien estaba a mi altura. Yo estaba sentado y ella o se habia achicado o estaba arrodillada. La miré a los ojos pero mis pupilas estaban dilatadas, aun asi, puedo ver que las de ella tambien, con un brillo extraño en sus ojos color oliva. Se acercó a mi y posó su cabeza en mi hombro donde pude sentir el exquisito aroma que desprendia su cabellera. Moví mi rostro y con la mano derehca acaricie la piel de sus mejillas suaves. Antes de pensar siquiera lo que iba a hacer busqué sus labios rosados delineados en perlas y dispuesto a unirlos con los mios en un suave beso con los ojos cerrados, note que sus labios tenian una extraña capa de pelos. No habia notado eso cuando tenia los ojos abiertos. Entonces los abro para ver que habia pasado y , Maria no era Maria. Se habia vuelto un lobo el cual estaba encima de mi, envolviendome como su fuese una manta. Llevé la mano a mi cabeza mientras sentia como esta me daba vueltas _Este té es la cosa mas fuerte que he bebido. Quiero tres tanques de eso jaja _ sonrio mientras mi mano cae suavemente en el lomo de la dulce loba a quien comienzo a acariciar con lentitud _ No eres fria ni apatica. Eso es lo que quieres hacer ver a los demas _ antes de darme cuenta estoy hablando en voz alta, mirando un punto fijo de la habitacion mientras que el viento hace sus estragos afuera.
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Dom Ago 29, 2010 12:21 am

Si hubiera tenido la forma de una humana Serge hubiera notado como María se ponia roja como un tomate cuando sintió aquel beso, la loba abrió la boca mucho y se le quedó mirando mostrando los afilados colmillos que aparecían en sus labios -Que acabas de hacer...no me digas...que eres un zoofilico pervertido- María sacudió su cuerpo en señal de desaprovación, pero permitió que Serge acariciara el suave pelaje de su espalda...y pesé a que la sensación fue agradable, le molesto reconocerlo, sus manos eran suaves pero a la vez firmes y seguras, y María sintió que todas sus defensas habian sido derrumbadas ante la caricia de esa mano, su cuerpo se estremeció en una breve sacudida, como una especie de temblorcillo.

La loba se quedó en silencio, observando como el fuego comenzaba a apagarse y la luz en la estancia era cada vez mas suave, una gruesa capa de nieve se habia formado en las ventanas, y gruesos nubarrones cubrían la luna, mientras el viento continuaba aullando con fuerza, y la loba cerró sus párpados tranquilamente, mientras resopló, estaba muy cerca de aquel hombre, mas de lo que lo habia estado de cualquier otro, y sobre todo en esa cabaña, su propio hogar, y un sentimiento de culpa derepente embargó la mente de María.La loba se levantó rapidamente con un violento movimiento, y se sentó a un lado de Serge, mientras nuevamente María retomaba su forma humana, y desviaba la mirada hacia otro lado...-Te equívocas Serge...si lo soy...apenas y me conoces, en el pueblo la gente apenas y me habla, dicen que es por respeto...en realidad es por miedo, solo los niños se atreven a hacercaseme...ellos no tienen los prejuicios de los adultos...después de todo...en el fondo saben que tarde o temprano puedo volverme su enemiga.-Musitó en voz baja aquella última frase, se refería a que en efecto,el temperamento de Shiva quien recidia en ella, era completamente diferente, habia asesinado a varios aldeanos transformandolos en estatuas de hielo, y pese a haber librado a los pueblos de cazadores de Asgard de esa amenaza, María habia quedado maldecida por el mismo ser a recidir en ella.

-Si...el té es bastante fuerte...será mejor que descanses un poco...mañana será un día largo, y ya casi no hay luz...además...tal vez suene un poco infantil...pero me asusta un poco la oscuridad.-María deslizó una mano sobre la alfombra del piso, su cuerpo volvió a estremecerse al recordar aquella caricia de Serge.

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Mar Ago 31, 2010 9:13 pm

El momento se estaba poniendo bueno, incluso yo daba un par de cabezazos casi inconcientes dado que estaba comenzando a invadirme el sueño pero, de repente la loba a mi lado se puso de pie retomando la forma de Maria por lo que abrí los ojos algo atontado aun. Esa mujer tenia algo muy extraño pero no podia sacar que era a decir verdades ocultas. La mire desde lo bajo con los ojos ensombrecidos por el cansancio razón por la cual me froté la viste con ambas manos a medida que bostezaba _ Ok ya basta_ la situacion me habia superado puesto que no era la primera vez que Maria decia algo semejante en mi presencia. De tonto tengo la cara pero escucho y muy bien todo lo que ella dice y algo hay en esa mujer que no termina de revelarme. Me puse de pie y fui hacia ella tomandola por ambos brazos mientras le buscaba los ojos los cuales por alguna razon me ocultaba _ ¿Que pasa contigo? ¿Como es posible que seas tan inteligente y bien hablada y culta y todo eso, y no te des cuenta de lo hermosa que eres? _ usualmente salgo con mujeres estupidas o por demas chaladas, pero por primera vez encontraba a alguien que sabia llevarme sin matarnos pero una nube en su caracter por algo que no me contaba ocultaba el brillo que habia en su mirada cuando la conoci y la hice enojar. Con mi mano busco acariciar su rostro sin dejar de verle sin sonreir ni nada parecido lo que deja claro que no es broma ni estoy drogado......Aunque lo segundo no lo descarto por completo. Ese té aun me choca las neuronas_ Creo que no eres tan inteligente como pensé que eras entonces si no te has dado cuenta de eso _ sonreí apagadamente a medida que mis dedos se enredaban en un mechón de pelo rubio que caia sobre su hombro para volver a encontrarme con sus ojos color oliva _Y me dices a mi tonto je _
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Mar Ago 31, 2010 9:59 pm

Observó a los ojos a Serge fijamente, tras oirle hablar de aquella manera, desde hacia ya varios momentos era como si la presencia de aquel muchacho le hubiera ido despojando de todas y cada una de sus defensas, y eso en el fondo era algo que María agradecía profundamente, nunca antes habia tenido la oportunidad de sentarse a platicar con alguien, a no ser Valhalla, siempre que estaba junto a Thor se ponía nerviosa y le daba por marcharse del lugar, era la primera vez que estaba tan cerca de otra persona, que podía sentir el dulce calor de su cuerpo cerca al de ella, era algo puro, sin malicia, y aunque en ese momento hubiese sido suya, no hubiera habido malicia tampoco.María permitió la caricia de Serge, y entonces tomó aire, antes de comenzar con su historia.

-Tenía siete años cuando mi padre, temeroso de mi habilidad para transformarme en animales, y presionado por la gente de la aldea me abandonó en el bosque, aunque yo no lo comprendí si no hasta que pase mi primera noche sola...Una sacerdotisa de Asgard me encontró en el momento en que un grupo de demonios de hielo estaban a punto de aniquilarme y me salvó la vida, desde entonces me tomo como su hija, y comenzó a entrenarme para volverme una sacerdotisa guerrera de Asgard, las mujeres mas apreciadas en todo el reino, me enseño a dominar mi habilidad de metamorfosis, y a controlar a los cuatro espiritus de la naturaleza que residen en mi, Helial un Angel de asgard, se volvió mi guía espiritual, y fue mi figura paterna, aunque casi no nos frecuentabamos.-Le dio un trago al té que todavía tenia en su posillo, y sirvió un poco mas en la taza que se habia quedado vacia de Serge, brindandole una mirada de advertencia para que tomará el té con cuidado.
-Cuando la sacerdotisa murió, yo tenía trece años, y apartir de ese momento comenzé a vivir sola en el bosque mas remoto de Asgard, donde de vez en cuando hacia visitas a la aldea donde habia habitado de pequeña...nadie en ese lugar me recordaba, y mis padres murieron quizá de remordimiento,quizá de impotencia y tristeza por haberme abandonado a mi merced, aún asi nunca les guarde rencor ni a ellos ni a la aldea, y comenzé a ayudarlos en todo lo que podía, erradique invasiones de demonios y vampiros que llegaron de las ciudades oscuras para aterrorizar a las poblaciones, los defendía de enemigos naturales, y al mismo tiempo, me volví una gran amiga de Valhalla que por aquel entonces todavía era una niña, Thornevald, ya solía cuidarnos- Esta vez el trago que María le dió a su bebida fue mas largo, sintió su garganta siendo abrazada por el calor de la bebida, pero no le importaba, necesitaba valor para contar esa historia, que pocos conocían, asi que soportó la molestia -Cada año en Asgard se celebra una cacería en todos los pueblos de Asgard para tener reservas suficientes para poder soportar el invierno, como te podrás dar cuenta, la agricultura aquí es imposible, y solo se consumen los productos que llegan de otras tierras, las expediciones solian dirigirse a las montañas mas reconditas, para atrapar las mejores presas, y en alguna ocasión de cierto año en que cumplia los 17, una expedición despues de pedir mi bendición, nunca volvió a regresar, una nueva expedición salio a buscarlos,y tampoco volvió y la gente me encomendó dirigirme hacia el lugar para averiguar lo que habia ocurrido...El motivo fue que en las montañas habitaba...no sabría decirte a que raza pertenecía, no era una hada, ni un espiritú, era una mujer que se hacia llamar a si misma la reina de las nieves, aunque su verdadero nombre era Shiva, habia transformado a los aldeanos en estatuas de hielo, que circundaban una extensa llanura que aun hoy puede verse en medio de las montañas, intentó transformarme una vez mas...aunque no lo creas, y no por que me guste hacerme la interesante, el combate se prolongó durante dos días, fueron escaramuzas, y combates resultado de emboscadas, hasta que al final invoque la ayuda de uno de mis espiritus guardianes, y pude derrotarla...sin embargo pague caro el precio de destruirla, pues la mujer lanzó una maldición sobre mi aprovechando un momento de debilidad, mostré compasión por ella, y ahora ella recide dentro de mi...quiero que veas este tatuaje..-María bajo el escote de su blusa, casi por completo, acomodó su cabellera en una cola de caballo que dejo reposar sobre su hombro, y se aproximó a Serge, hubiera quedado completamente desnuda de no ser por que sus manos aferraban aun una parte de su blusa, que aun mantenia ligeramente cubiertos sus pechos, cerca del cuello de María, entre el hombro y el cuello, habia un pequeño tatuaje, dibujado en brillante tinta azul electrica que lucía sin embargo opaca, María se aproximó a Serge para que este pudiera contemplarlo, pues ya no habia mucha luz en el lugar.-Es la marca que ella me dejó...cada vez que me encuentro muy furiosa, o asustada, o con que una sola gota de mi sangre bañe ese tatuaje, ella quedará libre, sus poderes son..tiene poderes inimaginables, sin embargo, dos seres no pueden compartir un mismo cuerpo...el hecho de que ella resida en mi tiene varias ventajas, en un combate encarnizado, si la liberó, es seguro que ella saldrá victoriosa...sin embargo, mientras mas tiempo permanezca ella libre, mas se irá consumiendo mi alma...y en algún punto, nunca mas volveré a regresar a ser yo...María Renard, se apoderará por completo de mi existencia y me anulará....en pocas palabras...Será como si nunca hubiera existido, como si todo lo que hubiera hecho en este lugar, fuera en vano e inutil.-María se mordió los labios, mientras los ojos se le ponian rojos y humedos, estaba haciendo un esfuerzo por no llorar...en verdad lo intentaba, hasta que llegó un momento, en que sintió que estallaría, y se lanzó a los brazos de Serge, reprimiendo un sollozo, y colocando su cabeza en el pecho de aquel joven, mientras con manos temblorosas, se acomodaba nuevamente su blusa...ocultando nuevamente la marca de aquella maldición.

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Thornevald el Miér Sep 01, 2010 12:10 am

Las tinieblas nocturnas habían velado oscuridad sobre los bosques, y nuevamente la inclemencia de los Dioses azotaba fuertemente a Asgard, cerniendo sobre todo el reino la furia silbante de una tormenta de hielo. Pero ni siquiera el clima más agreste podía detener la marcha irrefrenable del heráldico guerrero vikingo; Thornevald, estandarte del ejército eslavo., que al haber escuchado los rumores de que María había regresado a la ciudad, salió inmediatamente en su búsqueda de ella sin importarle mucho el estado del clima- Hermana.- Murmuro en medio de las infernales brisas que volvían lento su paso a través del bosque, un manto pesado de escarcha cubría sus hombros, la nieve en el piso le llegaba hasta las rodillas, y su rostro trigueño brillaba con el fino polvo de diamantes, pero él se había criado como un cazador, como un guerrero innato con la fuerza de 50 hombres, y no había en todo el reino de los hielos una tempestad lo suficientemente fuerte para detenerlo.

Sus ojos se iluminaron de felicidad, cuando a la distancia pudo ver la luz de las velas iluminando el interior de la cabaña de su hermana, los rumores se confirmaban, al fin había regresado de su viaje a Aerelleth.- ¿Por qué no acudiste al castillo?- Se preguntó en voz alta, no entendía del todo porque había decidido llegar a su cabaña, y no al castillo donde él y Valhalla la esperaban impacientemente. En ese momento recordó las últimas palabras de su carta, ya desde antes había acuñando preocupación a lo largo de esas semanas de ausencia. Un presentimiento de malestar sacudió su pecho, echándose a la carrera en dirección a la cabaña de su hermana, su paso era prácticamente inaudible debido a la nieve que amortiguaba el peso de sus metálicas botas durante la frenética carrera.

Al llegar a la barraca, exhausto debido al largo viaje, lo primero que hizo fue apoyar la mano sobre una de las paredes, descansando unos cuantos segundos, recuperándose de su estado; jadeante y agitado. Como un lobo que asecha detrás de los arbustos, se movió lentamente alrededor de la cabaña hasta una de las ventanas. Se asomo, buscando a su hermana en el interior de la casa, pero para su disgusto, no solo la vio a ella, sino a un hombre albino que la sujetaba entre brazos mientras ella lloraba. Mal interpreto. El gesto de su rostro no era capaz de esconde sus sentimientos, se había tornado colérico. La tormenta de los cielos sufrió un cambio abrupto, y convocados por la misma ira del guerrero nórdico, una serie de rayos comenzaron desplomarse sobre la tierra, estremeciendo la cabaña con el rugido de sus truenos, cegándolo todo con la luz intensa luz de su relámpago. El frenético vikingo empuño su martillo, y corrió directamente hasta la puerta de roble. Su diestro brazo, grueso y poderoso, retrocedió, ondeando terriblemente su trémulo mazo. Un relámpago cayó sobre el martillo en ese momento, iluminando la figura de Thornevald con un fulgor terrible y relampagueante. Lanzo su golpe sobre la puerta, cargado con le energía eléctrica de un trueno. El estrepitoso golpe hiso volar violentamente la puerta hasta el otro extremo de la cabaña, y acompañado por la luz cegadora del rayó que aún circundaba en chispas alrededor de su cuerpo, entro a la cabaña arrojándose sobre Serge. -¿¡¡Qué le haces a mi hermana!!? –Le gritó con una voz gutural, no le dio tiempo de responderle, corrió rápidamente hacia él, tirando cuando mueble hubiera en su camino cual búfalo furioso, y al estar lo suficientemente cerca de él, abanico su martillo, lanzándole un golpe horizontal de izquierda a derecha en dirección al rostro, buscando alejarlo inmediatamente de María.

_____________________________
La lucha justa te vuelve valioso, la muerte en la lucha te vuelve eterno.
avatar
Thornevald
Reino de Asgard

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humano
Titulo: War Hammer/Knight Steel
Trabajo: Guerrero Asgardiano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Miér Sep 01, 2010 3:55 am

María se secó las lagrimas con el dorso de la mano, mientras ponía un rostro serio y hablaba con un tono de voz muy semejante -Mas te vale que no digas que me viste así.-dijo guiñando un ojo -O haré que Thor aplasté tu cabeza...es broma...es un hombre sumamente dulce...- fue en ese momento, cuando María sintió una presencia, una tremenda energía que le resultaba familiar y sin embargo no alcanzó a asimilarlo, por que en ese momento una descarga electrica se dejó escuchar a las afueras de su cabaña seguida de varias mas, María se quedó agazapada de rodillas, los truenos era algo que la ponian sumamente nerviosa, pues habia visto bosques enteros incendiandose a causa de estos,aunado a que los rayos sonaron cerca, un relampago cegó los ojos de la muchacha, quien instintivamente los cerró apretandolos, al tiempo que un violento sonido irrumpía en la habitación...

Todo acontinuación fue sumamente rapido, el sonido de varios objetos siendo arrojados al piso, la mesa, un par de percheros, unos cuantos sillones, sillas, todo caía destrozado ante el bólido que habia entrado, María se llevó una mano a los labios asustada, mientras ahogaba un gemido.-No-apenas audible, la voz inconfundible de Thor, hecho un mar de furia, observó como se arrojaba sobre Serge y como levantaba su martillo, Thor era el ser humano mas fuerte que sin lugar a dudas existía en toda Middangeard, y María no deseaba adivinar lo que sucedería si ese mazo impactaba contra el rostro de Serge, así que hizo lo primero que se le vino a la mente, movió sus dedos y una pantalla de luz apareció entre ella y Serge, acontinuación haciendo gala de una fuerza que no parecía poseer, dio un fuerte empujón con sus piernas a la pantalla de luz, que salió deslizada como mantequilla sobre una superficie caliente, arrastrando lejos a Serge, e impactandolo contra la pared como si fuera un matamoscas...le dolería quizá pero no tanto como el martillo de Thor, que habia alcanzado a rozar la pantalla de luz y le habia dado mayor fuerza al empuje, María se agacho para esquivar el golpe, y acontinuación saltó sobre su hermano, aferrandose a los musculos de su fuerte brazo, en otra situación hubiese resultado comico observar como ante los movimientos de Thor, María era levantada del suelo como si fuera una muñeca de trapo, y como quedaba de puntas cuando el gigante no brazeaba, al tiempo que una voz suplicante y muy asustada brotaba de los labios de María.
-Hermano, hermano...no, Thor por favor detente!, no me estaba haciendo nada, te lo aseguro!, fue el té de flores de fuego, sabes que es malo tomarlo de un solo trago!, el solo...el solo me estaba escuchando...me ha entristecido un comentario que me dijo, o que yo le dije!, pero te aseguro por Elentari que no me ha hecho nada malo!, sabes que no lo permitiria-a medida que hablaba María habia adquirido un tono de voz mezcla de muchas emociones ; suplica, compasión y dulzura, conocía muy bien el caracter de su hermano cuando el peligro acechaba tanto a ella como a Valhalla, pero nunca lo había visto ponerse en aquel estado, quizá también por que era raro que María llorase, mientras emitía aquellas palabras, las manos de María acariciaban tiernamente los brazos de Thor y sus mejillas, mientras depositaba un beso en la mejilla de su hermano intentando apaciguar la furia del gigante nórdico. -Baja tu martillo hermano, te lo súplico!, sabes que no me gusta verte enfurecido!, en verdad estoy bien, el no me ha hecho nada...estas helado...has venido con esta tormenta, perdoname por no llegar antes al palacio, esa era mi intención, pero he venido viajando desde Aerelleth, al marcharme habia ido en forma de lechuza, pero al volver, como el joven me acompañaba tome la forma de un caballo alado, la tormenta, el peso de ese muchacho y el granizo hicieron que callera cerca de mi cabaña, y por eso no pude llegar antes, he estado inconciente durante bastante tiempo! creeme!, pensaba ir mañana a primera hora, o en cuanto me repusiera a avisarles! es el joven del que les escribí en la carta!...no era mi intención preocuparlos, ni que te enojases.-por ahora lo que menos le importaba a María era que sus muebles yacieran rotos y desperdigados y que una helada rafaga de viento hubiese entrado a la estancia, solo le interesaba controlarlo, lo abrazó fuertemente, poniendo apoyó con una de sus piernas flexionadas hacia atras, para "intentar" frenarlo por si pensaba arremeter nuevamente, una calida luz comenzo a brotar del cuerpo de María y lentamente la estancia comenzó a quedar nuevamente iluminada, mientras las mismas manos de la sacerdotisa despedian ese fulgor, que comenzó a derretir la capa de escarcha que se habia formado en el cuerpo de Thor, volviendo a inundar el cuerpo del gigante de una calida sensación de comfort y calor.

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Miér Sep 01, 2010 5:55 pm

El tiempo pasaba tan lento en aquella cabaña, mientras yo veia a la doncella y escuchaba lo que tenia para contarme. Una sensacion de pesar me invadió en el instante en que supe que fue abandonada y que eso podia ser una razón para su desconfianza y su seriedad. Al conocerle me dije, esta mujer necesita un marido, pero, luego al conocerla más me di cuenta que no era una estirada aburrida. Solo tenia fisuras, muchas y era algo que compartiamos, un minimo fragmento de cada uno nos ligaba a no ser tan diferentes despues de todo. Solo podia mirarla cuando ella se quebró frente a mi como si lo que habia visto antes fuese solo una pantalla que recubria a una niña. Estiró los brazos y me envolvió con ellos chocando su pecho contra el mio pero por primera vez no pensaba en sus piernas, ni su bien formado trasero y por supuesto, tampoco en sus pechos _Existes aqui, ahora y conmigo _ fue todo lo que pude decir mientras mis manos le acariciaban la espalda. Nunca me habia oido decir semejante cosa y lo más raro, no era para ligarmela. Oh genial, unos dias en Aerelleth y seguro me volvi gay. Yo sabia que este trabajo no iba a hacerme bien Razz .

Aspiré el aroma de su cabello antes de que ella se alejase de mi, siguiendole con la mirada cada uno de sus movimientos; cada preciosa lagrima que habia brotado de esas gemas olivas _ Yo no dire nada si tu no dices lo del grito en Aerelleth _ me rio recordando esa patetica escena en la cual mi virilidad fue azotada en el suelo y pisoteada por una manada de dragones. En un instante , la paz se volvio tormenta cuando una serie de truenos azolaron sobre la cabaña. Maria se arrodilló aterrada y como acto intuitivo coloqué mi rodilla en el suelo, abrazandola para que escondiese en mi pecho su rostro _ Solo son rayos! no hacen nada a menos que seas lo suficientemente estupido para que _No pude dejar de expresar mi idea cuando algo, no se que, se me tiró encima como un toro. Me despegó del lado de Maria con la fuerza de mil bestias mientras gritaba algo de su hermana. He tenido muchas chicas y hay muchos hermanos que me odian pero, ¿En Asgard? Yo pocas veces meto la pata en una batalla o en una situacion ( Rolling Eyes pocas) y esta vez, esa noche en esa cabaña, fue una de esas veces cuando no tuve mejor idea que decir _ ¿Cual de todas es tu hermana? _ Para los que puedan entender la vida de un gigolo, esa frase dicha a una bestia embrutecida es un error. Aquel levantó el martillo, (porque tenia un gran martillo en su mano) y estuvo apunto de hundirme el craneo, puesto que , ademas de todo, yo no estaba en todas mis luces gracias al maldito te. Entonces como si nada una fuerza extraña me azotó de repente contra la pared evitando que mi hermoso cerebro deje su marca en la cabaña de Maria. Lo proximo que recuerdo fue estar sentado en la pared junto a la chimenea y ver a Maria colgada de ese sujeto que gritaba y se movia como si fuese un demente. Ahi entendi. Esa bola de musculos era el famoso Thor _ Ah mirenlo.....El dulce Thor; dulce como un cachorrito _ apreto los dientes diciendomelo a mi mismo, dado que el sujeto era todo menos dulce como tanto habia dicho Maria, mientras apoyo mi antebrazo en el borde de la chimenea para levantarme a medida que mis cabellos albinos caen sobre mi rostro _ No te enloquescas, amigo. Solo hablabamos y tomabamos el té _ He usado esa frase con otras personas: padres, hermanos, amigas, madres, hijas Razz , pero por una vez en toda mi existencia, la frase era 100% cierta.

Con una sonrisa forzada en mi rostro extendí los brazos hacia el sujeto y puse la mejor cara de hipocrita que me podia salir en el momento _ ¿Amigos? _ aun asi algo recorria mi cuerpo. Un cosquilleo que hacia erizar el cabello de mis brazos mientras que el ambiente a mi alrededor parecia volverse ligeramente mas denso. Estaba listo para cualqueir cosa, con las piernas flexionadas a medida que sentia el peso de mi espada doble sobre la espalda. No soy estupido, se que una pelea cuerpo a cuerpo con el sujeto era firmar mi propia defuncion. Pero nunca peleo limpio.......Es una lastima puesto que quienes me llaman truan....tienen razon de hacerlo.



avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Thornevald el Miér Sep 01, 2010 6:53 pm

Algo había sucedido en ese momento, Thornevald, totalmente encolerizado, había percibido aquel muro que suavizo el golpe de su martillo, y en tan solo un segundo, miro impaciblemente al sujeto volar contra la pared, terminando sobre el suelo, a un lado del cálido fuego del hogar que oscilaba con la ventisca fría que penetraba en la cabaña.- Tch.- Trono la boca totalmente molesto, con unos ojos brillantes y electrificados. Su brazo volvió a retroceder, amenazando con lanzar un segundo golpe que ningún muro o barrera habría de suavizar, nada en el mundo habría de refrenar su furia, nada excepto la calidez de su pequeña hermana. Sintió su cuerpo sujetándole del brazo, sintió como ella ponía todas sus fuerzas en hacerle bajar el mazo de guerra que ya era famoso en toda Asgard, la sintió cálida y gentil…y cedió, bajando el brazo, dejando caer pesadamente su martillo. La dulce voz de su hermana llego hasta sus oídos, su visión divagaba por toda la habitación, observando los destrozos que había ocasionado, observando también al sujeto que había parado al otro lado de la habitación, y por su puesto a su hermana, que ahora se encontraba de frente a él, acariciando sus hombros, besando sus mejillas, abrazándolo fuertemente.- Yo…pero, es que él…y tú llorabas.- Balbuceaba, respirando agitadamente; su voluminoso pecho inhalaba y exhalaba palpitando al ritmo de un frenético corazón.

Se fue sosegando con aquella aura amigable y templada que irradiaba su hermana, alejando de su fornido cuerpo el frio de la estepa Asgardiana, suspiro, y volviendo una vez más su vista a los destrozos de la habitación, cerró los ojos con pesar, lleno de vergüenza y con una verdadera expresión de angustia. Apretó la mandíbula y cobijo a su hermana entre brazos suavemente.
- Yo…lo siento. Reparare todo…la puerta, los muebles, todo- Le susurró. Estaba apenado, y le costó mucho trabajo abrir los ojos y mirar al viajero que había escoltado a María. Se había puesto de pie, acercándose hasta ellos, con un gesto demasiado amigable después de todo lo que había pasado, con un gesto que no convencía del todo al rubio vikingo.- Me disculpo extranjero…he mirado la escena por la ventana y lo mal interprete todo.- Explicó, o intentaba por lo menos. Sin embargo un aire de pesar cayó en ese momento, con aire protector llevo a María detrás de su espalda. Sintió una ligera corriente de energía en el lugar, y no provenía ni de él ni de su hermana, su fuente era otra, el ligero fluctuar de poder venia de aquel extranjero de albinos cabellos…sin embargo, debido a su impertinencia, estaba dispuesto a recibir un golpe por parte del viajero, zanjando el mal entendido con la ley del talión; ojo por ojo, diente por diente, como acostumbran al interior en las filas del ejército vikingo, y que pese a ser una práctica arcaica para el resto de Asgard, mantenía estrecha la hermandad entre ellos.- Comprendo sí estas molesto…y lo siento mucho, pero sí las palabras no bastan, estoy dispuesto a recibir el golpe de tu puño o de tu espada.- Sabiendo a María segura detrás de su espalda, el titánico guerrero dejo las manos abajo, tal como había aseverado en palabras, no pretendía defenderse sí el visitante decidía cobrarse los malos entendidos.

_____________________________
La lucha justa te vuelve valioso, la muerte en la lucha te vuelve eterno.
avatar
Thornevald
Reino de Asgard

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humano
Titulo: War Hammer/Knight Steel
Trabajo: Guerrero Asgardiano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Jue Sep 02, 2010 12:32 am

María abrazó con fuerza a Thornevald -Le contaba a Serge respecto a Shiva...el ser que recide en mi como ya sabes hermanito, y sabes que eso me pone un poco sentimental.- no soltaba el fuerte y gigantesco cuerpo del guerrero, hacia mucho tiempo que no veía a Thornevald, se habia ausentado durante varios días de Asgard y no estaba acostumbrada a no convivir con el o con Valhalla.
´
María se separó un poco de el, mientras sonreía como una madre que sonrie con ternura ante Thornevald, era un gigante sin duda alguna, y enfurecido podia causar un panico atroz en quien osara enfrentarse con el, pero en realidad era tierno y noble como un pequeño, y la grandeza y la fortaleza de sus musculos solo era superada por su nobleza y grandeza de corazón, María le respondió.-Thor tranquilizate, solo son cosas viejas, la puerta ya estaba apolillada, y los muebles...bueno tu mismo me dijiste una vez que te quedaban demasiado pequeños e incomodos, pero mañana mismo me acompañaras a comprar unos mas grandes y comodos...creo que todavía tengo algo de dinero guardado..y por lo demás...eran artesanias viejas.-María observó la figura de una lechuza tallada en madera partida por la mitad, se la habia regalado su padre, esbozó un gesto triste que ocultó para que Thor no se sintiese mal al respecto, y cogió la lechuza entre sus manos-Con pegamento quedará bien- y pensó "Aunque ya no volverá a ser igual"

Permitió que su hermano la condujera a sus espaldas, y María recargó su rostro con cansancio en la espalda de Thornevald, sin dejar de emitir aquella cálida luz, pues su hermano estaba casi segura habia pasado mucho tiempo en aquella tormenta, y despues de todo ninguno de los dos dejaba de ser un humano para soportar durante mucho tiempo los embates del clima...una turbación en su persona o mas bien en el aura, un cierto aire de hostilidad la hi´zo separarse de Thornevald y asomarse detrás de el observando a Serge, se veía bastante molesto, María cruzo sus manos en actitud suplicante mientras le hacía señas a Serge sin que Thornevald se diera cuenta de que no hiciera nada, entonces se le ocurrió usar con el la misma forma de comunicación que usaba con los animales...clavó sus ojos aceitunados en los de Serge y su voz estalló como una caricia en la cabeza de Serge "Por favor Serge...te suplico una disculpa de corazón por la actitud de mi hermano, en realidad se pone furioso cuando piensa que algo nos ha hecho peligro, pero no es un mal hombre, es justo y honrado y ya vez que en verdad es noble...te suplico que no le ataques,te lo pido por la creciente confianza que despertaste en mi , y que se que no defraudarás...no te incomodes por favor, puedes quedarte en esta casa el tiempo que desees estar en Asgard y te doy mi palabra que estas situaciones no volverán a repetirse...pero por favor...tranquiliza tu espiritú"Bajo la vista, mientras María aferraba con fuerza la mano de Thor desde sus espaldas y le susurraba
-No hermano...no debe haber un derramamiento de sangre innecesario y lo sabes-

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Vie Sep 03, 2010 7:30 pm

Ahi estaba él, grandote y arrepentido. Ahora miraba con cara de pobre ser humano equivocado pero a mi eso no me engaña. Ese grandulón no esta arrepentido y bien que no lo penso dos veces cuando me hizo ver el tapizado del techo de la cabaña de un golpe. Pero como siempre en todas las relaciones, el hermano puede atacar, te puede golpear y amenazar, pero yo no. Que él es bueno, que él es celoso, que él solo me cuida, pero si yo le llego a hacer algo ahi mismo, yo pierdo la confianza de la chica. Mujeres! Sacudo mi cabellera evitando verle mientras el señor inocencia se disculpa _ Psss olvidalo. ¿Que puede pasarme ? Solo fue un golpecito _ ¡casi me abre el cerebro con su mazo y lo que puede decir es disculpa! ¡Maldito, hijo de ........! Apreto los dientes moviendo los dedos de mis manos y acomodando mis guantes de cuero que los recubren _Ademas de provocarme un trauma ahora con las tormentas psss no fue nada _ no puedo evitarlo, pero el aire a mi alrededor continua volviendose tenso. Tenia dos opciones, la primera, contar ovejas para calmarme: Una oveja, dos ovejas, tres ovejas, Thor muerto, Thor destripado, Thor destrozado, Thor Electrocutado, etc , etc ,etc.

Por alguna razón contar ovejas no me sirvio y aun tenia ese deseo de romperle su cara de salvador nordico pero, Maria tenia que aparecer. ¿Por qué no cayo inconciente en algun instante? De caer inconciente lo mato y luego le digo que accidentalmente Thor se golpeo con su mazo. Pero no, estaba muy conciente ahi rogandome que por favor perdone a Thor. Él que es tan bueno. La miré molesto pero de repente, comencé a escucharla. Quizas el golpe en la cabeza me movio alguna neurona pero podia escucharla claramente. Aun podia sentir mi puño cerrarse , a punto de partirle la cara del grandulon pero, esas palabras de esa mujer me.........confundian _PERO MARIA! _Pensé para que ella me escuchase y quizas lo dije en altavoz, ya ni se. Sin embargo clavé la mirada en aquella torre de musculos y con gran fuerza, la cual se concentró en mi puño izquierdo, lo levanté a la altura de mi rostro, para lanzarle un golpe tan fuerte capaz de quebrar el aire pero, antes de chocar con el rostro de él, el cual Thor habia puesto para que yo desencadene mi ira, mi puño se detuvo, dejando escapar solo una brisa por el movimiento de mi cuerpo. Bajé con molestia el brazo para luego hacer una mueca de fastidio y cruzarme de brazos _Tsk Olvidalo_ fue todo lo que pude decir, dado que por mi cabeza pasaban una serie de insultos irreproducibles para decir en ese momento.
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Thornevald el Lun Sep 06, 2010 3:01 pm

Pudo percibir la preocupación de María por la manera en que sujetaba su mano, apretándole con todas sus fuerzas, evidenciando las ansias que le había provocado esa situación tan complicada y hostil. No obstante, el gigante nórdico ladeo ligeramente el rostro, para poder mirar gentilmente a su hermana.- No te preocupes.- Le dijo, dedicándole esa misma sonrisa con que suele ir saludando a los parroquianos en la plaza de Asgard; un gesto suave y despreocupado. Un semblante que desapareció cuando su rostro quedo nuevamente de frente, mirando al cabello extranjero, cuyo puño se cerraba fuertemente. Su molestia resaltaba perfectamente a la vista, y cuando le miro venir, Thornevald ni siquiera se inmuto, se quedo inamovible como una tosca estatua, esperando aquel puño, que a pesar de lo impresionante con que fue lanzado, no hizo parpadear ni por un segundo al campeón Asgardiano que estaba dispuesto a recibir la fuerza de su impacto, pero no lo hizo, al final se detuvo.

Un silencio incomodo se hizo entre ellos, el rubio vikingo de ojos azules como lagunas se quedo estoico, mirando al albino extranjero, a pesar de todo, a pesar de los malentendidos y a pesar de las disculpas, había algo raro en él, algo que Thornevald no podía dejarse pasar, su instinto de supervivencia, altamente desarrollado después de haber participado y vivido en medio de incontables guerras, le hacía desconfiar de él.-Que así sea.-Agregó, después de que el mismo Serge opto por “olvidar” lo sucedido. Se volvió hacia su hermana, abrazándola de nuevo.- No hermana, yo pagare tus muebles, hace una semana he podido vender a buen precio la carne y las pieles de unos lobos que cace.- Musitó, con ese aire de pesar y arrepentimiento gobernando su voz.-Dame un segundo.

Se alejo de ella, para ir por la puerta, que había quedado hasta el otro lado de la estancia. No le costaba ningún trabajo levantarla entre manos, a pesar de fuese madera de roble sumamente pesada para el hombre común.- La tormenta aún azota con fuerza, no es momento para llevarte al castillo.-Dijo, y acercándose al Umbral, empotro la puerta sobre el marco, cortando la ventisca que penetraba en la barraca.- Hermana, espero que no te moleste que me quede esta noche.- Era cierto que la tormenta era sumamente agresiva aquella noche, pero el titánico general de las huestes nórdicas era más que capaz de caminar en medio de ella, regresando al castillo, sus razones para quedarse eran otras, era la presencia de aquel hombre. Levanto su pesado martillo del piso, enfundandolo atrás de su espalda, en el cinturón, y luego se puso a recoger los pocos muebles que no habían sido destrozados por su paso, acomodándolos donde estaban originalmente.


Última edición por Thornevald el Lun Sep 06, 2010 6:06 pm, editado 1 vez

_____________________________
La lucha justa te vuelve valioso, la muerte en la lucha te vuelve eterno.
avatar
Thornevald
Reino de Asgard

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humano
Titulo: War Hammer/Knight Steel
Trabajo: Guerrero Asgardiano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Lun Sep 06, 2010 4:57 pm

María observó pálida a Serge y escuchó su respuesta mental sin dictar la suya, hasta que Serge se avalanzó sobre Thor con un violento movimiento, María retrocedió instantaneamente y estaba a punto de lanzar un chorro de agua fría sobre los dos para tranquilizarlos pero no lo hizo, Thor se volvio a disculpar por el destrozo que habia causado, y sintió los fuertes musculos de su hermano rodeando su cuerpo delgado y lánguido en comparación del suyo.-Bueno, paguemos mitad a mitad, fue tambien parte mi culpa por preocuparte, supusé que una sola carta sería suficiente.- dijo María aferrando con una de sus manos la lechuza de madera tallada, observó a Thor encaminarse hacia la puerta para acomodarla, y María aprovechó para aproximarse a Serge, y coger sus manos con suavidad, su voz sonó aliviada. -Muchas gracias Serge...me alegra haberte conocido, y comprobar que no eres como yo pensaba-Soltó sus manos en el momento es que observaba a Thor levantando la puerta con facilidad y empotrandola de nuevo, María sonrió y ayudó a su hermano a levantar los muebles de la estancia, no hizo comentario alguno respecto al aire de hostilidad que se respiraba en aquella habitación y se extrañó de la pregunta de Thor.

-Sabes que siempre puedes disponer de esta cabaña cuando lo desees hermano...iré a preparar mas té si lo desean...puedes quitarte esas botas deben de estar mojadas, te resfriarás- le dijo a Thornevald en tono severo y salió de la estancia en dirección a la cocina, llenó nuevamente la tetera con un chorro de agua que brotó de sus manos, mientras distraidamente vaciaba petalos de flor invernal de fuego, y ramas de canela, se quedó contemplando fijamente por la ventana, acariciando sus manos desnudas, y pensando en Serge, y en Thor y un raro sentimiento de confusión invadió su mente, algo que no habia sentido antes, pero el silvar del vapor caliente de agua de la tetera la hizo salir de su ensimismamiento, cogió una gran jarra que nunca usaba mas que cuando Thor se encontraba en el lugar, y dos tazas mas para Serge y para ella y regresó a la sala.

Le entregó la jarra a Thor y sirvió té.-Y ya saben...no se lo beban aprisa-dijo sonriendo de manera entre burlona y divertida hacia Serge, le entregó la taza al joven y ella misma se sentó, bebiendo el té en silencio, esperaba que aquella atmosfera de irritación se calmara, antes de hablar.
-Thor te quedarás conmigo en mi habitación esta noche..y por obvias razones Serge, espero que no te moleste dormir en el sillón, iré por unas cuantas pieles y frasadas gruesas para que no sientas el frío de la madrugada, normalmente a punto de amanecer es cuando se siente el clima mas gélido.-dijo María dandole un ligero sorbo a su trago de té y observando a su hermano.
-Valhalla se encuentra bien?-

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Miér Sep 08, 2010 1:13 pm

¿En que momento yo habia molestado a alguno de ahi arriba (o alla abajo) para que me pongaa una bola de musculos con patas para arruinarme la existencia? No soy un hombre santo, no quiero pasar por santo. Mi forma de vida no es la ideal, robo, miento, mato, cazo, vendo, pero esta vez yo no queria hacer daño. ¿en que mundo hay una ley que te golpee cuando menos lo esperas retribuyendo el mal causado? Me quedé viendo al sujeto vikingo que no tenia más o mejor ideas que repartir abrazos frente a Maria, ahi recogiendo muebles como buen chico. Pss solo porque tiene musculos y más de dos metros ¿pero tiene cerebro? Yo diria que no! _Bien Thorny, que mal conocernos de esta forma pero, hay tormenta afuera y no quiero que llegues hecho un cubo de nieve al castillo asi que_ le señalé la puerta a medida que el muy grandote me demostraba que no era tan tonto como yo pensaba y decia de quedarse en la cabaña. Abri la boca de forma poco disimulada,notando como mi ceja se movia en un rapido y nervioso tic _Que..Quedarte?_ Ese sujeto era maligno. Irradiaba bondad pero algo en él no me convencia...¿Que podia ser? Ah si, QUE METIA SUS NARICES NORDICAS DONDE NADIE LO LLAMABA! y luego se hacia el muy bueno.

Ahi estaba yo,pensando en como matarlo de forma lenta para poder calmar mi mal animo cuando la voz de Maria a mi lado me recuerda que soy muy bueno y que se alegra de conocerme.Estiro el brazo hacia ella de forma que pase por detrás de su espalda y bajo la mirada apenas para encontrar sus ojos olivas con los mios _ ¿Quieres decir un tonto? _Pregunto, viendo por encima de la cabeza rizada de Maria a Thor, mientras deposito un suave beso en la frente suave de la hermosa sacerdotiza _ Tengo mis momentos de humanidad. No son muchos pero son memorables_ El aroma de Maria calma mis nervios como si fuese el perfume de los jazmines por lo que ,cuando veo a Thornevald a lo lejos , parezco decidido y frio, tal vez peligroso. Y nunca toques a la hermana de un sujeto con él presente. No se poruqe pero los hermanos celosos dejarian que cualquiera se lleve a su novia con tal que no toquen a su hermana.

Me puse a ayudar a ambos a levantar los muebles que el vikingo habia tirado mientras me imaginaba a Valhalla. Maria no era muy buena describiendo segun podia apreciar y si ella decia que Valhalla era hermosa y tierna, no pude evitar imaginarme a una Thor con trenzas y pechos, con un mazo más grande. Seguramente la mueca aparecio en mi rostro cuando tomé aliento y moví con rapidez la cabeza para borrar esas imagenes _Ayy_ no se por que un escalosfrios me recorrio ¿Y si maria era la unica bonita y dulce del reino? Si luego todos eran como la bestia enloquecida esa (por thor)? Debi cobrar mucho más por venir aqui. Tomé una taza de te y comencé a verle de lejos mientras sonreia viendo a Maria de reojo _ Jaja crees que caeria de nuevo en eso? No quiero que nos pase lo de la ultima vez jajahja_ bebi un sorbo y mire con cizaña a Thornevald _ Ah fue antes de que tu llegases Thor. Bebi el te y Maria bebio te, y las cosas se empezaron a poner _toci de repente tragandome otro sorbo tratando de no reirme en esos momentos. Pero cuando crei que mi victoria tacita estaba sobre ese sujeto, Maria me traiciona con la brutalidad de los gladiadores. Clavandome un puñal por la espalda que me hace toser el te sin poder detenerme, sintiendo doblemente el ardor en mi garganta_ ¿Y por que yo aqui? _ Hace momentos esa mujer estaba encima de mi, a punto de dormir conmigo y ahora, ahora, esto? ¿Que tiene contra mi el mundo?. Tome lo que quedaba de te y me lo bebi velozmente, volviendo a servir un poco mas y bebiendomelo como si fuese tequila. A esa altura con ese te magico, seguramente mis palabras no diferian de la de los orcos aprendiendo a hablar _Hummmmmmggrrrrr ormire solo. Sieemmmmpre lo hago_ dije como pude mientras podia sentir como mi aparato digestivo era consumido por el calor de ese maldito te a medida que mi vista se nublaba.
Razz Razz
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Thornevald el Jue Sep 09, 2010 3:06 am

Valhalla afortunadamente se encuentra bien, los aliados de Fogue han llegado esta mañana. No es el ejército más grande que haya visto, pero parecen hombres capaces. Pequeños pero agiles, todo lo contrario al ejercito vikingo. Anoche también nos visito un herrero nómada muy amable, que hablo de construir un objeto mágico para nosotros.- Comenzó a informarle a María, al mismo tiempo que aquel hombre extranjero se acercaba varias veces para abrazarla. Las irritantes palabras de Serge no habían provocado el efecto deseado en el campeón vikingo, que con una sonrisa afable parecía ignorar tanta ponzoña, aunque cada vez que se acercaba demasiado a su hermana, el rubio guerrero pensó más de una vez volver su mano hacia el mazo y terminar lo que había empezado, no obstante de nuevo las dulce voz de Maria sosegaba su furia escondida bajo una encantadora sonrisa.-Gracias hermana.-Dijo, cuando ella gentilmente había puesto la jarra de siempre entre sus toscas y gruesas manos. El calor del té pasaba a través del cristal, alejando el frio que aún quedaba en sus manos y en su cuerpo. Bebió un largo sorbo de té, casi terminándose la jarra de un solo golpe, evidencian la sed que había ocasionado el agreste viaje a través de la nieve. Un halito reconfortante arropo su cuerpo, eran los efectos de las hierbas, que gracias a su tamaño y constitución, no tenían sobre él, el mismo afecto ensordecedor y somnoliento que le habían causado a Serge.

No debió tomar tanto.- Dijo, sonriendo con cierto aire y gesto divertido. Ya lo veía divagar, ahí, sobre el sofá, a punto de quedarse dormido, algo que en ese momento no parecía tan mala idea. Esbozo un largo bostezo, se le cerraban los ojos, pero no era por el té, era por el largo viaje.- Hermana, vayamos a dormir.- Propuso con cierto aire infantil, y era mejor irse de una vez a la habitación, pues tanto tiempo en las filas de guerra lo habían acostumbrado a dormir incluso en las incomodas casas de campaña, y el suelo de la cabaña era apetitoso para su descanso. Se levanto, torpe y lento, estirándose de tal manera que sus brazos casi terminaban por tocar el techo de la cabaña. Dedico una sonrisa entre amable y burlona a Serge, poco antes de entrar en la habitación de María. Era obvio que no dormiría en su cama, era demasiado grande para ella, así que se acomodo en el piso, recargándose en uno de los muros…no había problema para él quedarse así…incluso lo prefería, debido a tantos años acostumbrado acampar durante los meses de casa y de guerra constantes en Asgard.-Buenas noches hermana.- Dijo, agazapándose sobre sí mismo. Abrazándose las piernas, e inclinando la frente en las rodillas.

_____________________________
La lucha justa te vuelve valioso, la muerte en la lucha te vuelve eterno.
avatar
Thornevald
Reino de Asgard

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humano
Titulo: War Hammer/Knight Steel
Trabajo: Guerrero Asgardiano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Renard el Vie Sep 10, 2010 12:33 am

-No dormiras en mi habitación por que evidentemente sería impropio...-dijo María con un tono que denotaba obviedad ante las palabras de Serge, una vez mas se quedo completamente perpleja cuando le observó tomar el té.

-No te apures Thor...es un poco tonto...ya ya recuestate.-dijo María recostando como una madre a su hijo en el sofa, mientras le ponia las manos en los ojos para que se quedará profundamente dormido, María caminó con aire decidido asu habitación y saco un par de gruesos cobertores, regreso a la sala, y tapó con ellos cuidadosamente a Serge, mientras deslizaba sus suaves manos por la frente del muchacho apartando sus mechones de cabello blanco del rostro, se llevó el tarro de su hermano y las tazas, y se quedó contemplando fijamente el vasto valle que se extendía ante sus ojos y mas halla Ragnarok...un escalofrío recorrió su cuerpo, como si esperase que algo brotase de ese lugar, quizá la mítica bestia Tiamat que yacía dormida en las profundidades del mar, derrotada por el guerrero Sigfried, o algo.

María regresó a la estancia y dejo el fuego prendido para que pudiera calentar un poco a Serge, cogió la lechuza de madera y recitando un encantamiento volvió a unir los trozos, la depositó cerca de una mesita que estaba a un lado del sofa,y que no habia sufrido la ira de Thor.-Cuida a Serge...y no permitas que nada malo le pase a el y a Thor....- María se encamino hacia su habitación y observó a Thor en ella recostandose, cogió dos pares de gruesas almohadas de su cama, y se las ofreció a su hermano, lo mismo que un grueso cobertor elaborada en la mas gruesa lana de los animales nativos de Asgard.

La joven se quedo contemplandolo y le dijo.-Sabes lo incomoda que me sentiría que después de tanto tiempo de no recibir una visita tuya a mi casa, permita que mi hermano se duerma en el suelo mientras yo estoy en el lecho...no te preocupes...tambien estoy acostumbrada como tu a la vida dura Thor.-El cuerpo de María se achicó lentamente hasta quedar convertida en una hermosa loba de albino pelaje, dió un ligero trote, y se hizó un ovillo cerca de su hermano, y un sueño profundo y reparador se apoderó del cuerpo de la hermosa sacerdotisa de Asgard....
Pero su sueño no fue tranquilo, imagenes difusas cruzaban por su muerte, sangre, caos, risas agudas de personas...y al final después de un tunel oscuro, la figura de su padre, haciendole señas para que fuera con el, María corría pero no podia alcanzarle...toda la madrugada las imagenes se repitieron obsesivamente como presagio de algo funesto que se hacercaba.

_____________________________
¿Did you ever feel like you wanna be, someone else for just one day?


avatar
Renard
Reino de Asgard

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 28/07/2010

Personaje
Raza: Humana Iluminada
Titulo: Dama de los hielos
Trabajo: Emisaria y sacerdotisa guerrera de Valhalla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Black_Cat el Vie Sep 10, 2010 4:37 am



La noche caía en plenitud, eran pasadas las tres de la madrugada, cuando un viento gélido más de lo normal y un ligero apenas perceptible aroma a incienso se hizo sentir por toda la cabaña. En las afueras los lobos aullaban de forma lastimosa. El fuego de la chimenea que había dejado encendida María se apagó de repente dejándolo todo en penumbras, por la ventana pudo verse una sombra que se dirigía a la puerta la cual atravesó sin abrirla. Aquella sombra lentamente fue tomando forma. Una figura semi transparente, de una hermosa joven cuyos pies no tocaban el suelo, vestida con una larga túnica blanca, su faz era tétrica y mortecina, cabello blanquecino y largo, ojos perdidos como dos enormes ventanas al abismo.

-Serge Giovanni.- dijo con una voz tétrica y apenas audible por el joven mortal –Serge.- repitió en más de una ocasión, hasta que este despertara. Sin embargo la voz proveniente de aquel ser para Serge era una voz conocida, y la presencia también lo era –Despierta!.- ordenó al percatarse que el mortal tenia un sueño algo pesado…



avatar
Black_Cat

Mensajes : 453
Fecha de inscripción : 24/07/2010
Localización : Mèxico

Personaje
Raza: Vampiro.
Titulo: Nigromante.
Trabajo: Hechizera/Herbolaria.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Serge Giovanni el Vie Sep 10, 2010 9:01 pm

_ Eso no es impropio. Impropio es discriminar al invitado _ quise decir mientras me daba vueltas el cuarto a mi alrededor y veia hermosas luces de colores. Ese té debia tener algo de dulceina o marijuana, esas cosas que me hizo tomar una vez una mujer semidemonio para "volar" sin levantarme del suelo. Apenas podía mover los brazos y los párpados se me cerraban. Antes de darme cuenta estaba de mirada al techo sobre el sofa, roncando a pata tendida profundamente dormido. Tanto fue asi que no noté siquiera cuando Maria me cubrio con las mantas. Mis ojos estaban cubiertos por mi cabello largo y ademas mi antebrazo. Ese té era fantastico, vi cosas espectaculares durante sus efectos. Yo estaba sentado frente a una pista de baile donde se escuchaba musica erotica. Frente a mi, una mujer con un ajustado traje de cuero rojo que era tan diminuto que apenas le cubria los pechos y las piernas bailaba. Tenia cuernitos y cola y una mirada diabolicamente sexy _ Oh si. Soy muy malo_ dije concentrado en sus piernas y su baile mientras se acercaba a mi _ Si, amo a Zeth _ su mano se acerca a mi y me acaricia el cuello de tal forma que siento como respira cerca de mi boca. Cierro los ojos y al abrirlos, veo otra chica bailando con la diablita. Esta vestida de angel con un vestido tan corto que apenas le cubria sus atributos. Unas alitas pequeñas y una coronita encima de sus bucles dorados, bailaba tan cerca de la diablita mirandome que no puedo sino asombrarme. En ese momento se apagó la fogata pero, ¿Como iba a notarlo? lo que menos tenia en ese momento era frio _Y esto es la paz en la tierra_ que facil seria si los angeles y los demonios fuesen stripers frente a mi. Todo seria paz! No lo pensó antes Elentari? Estiré las manos para agarrar a las bailarinas cuando una voz me grita que despierte. El sueño comienza a desaparecer y yo empiezo a despertar _No quiero despertar_ y no queria! Al abrir los ojos estaba ahi, en la oscuridad, sin musica, sin chicas y solo cubierto de mantas _ Que sacón de onda_ me llevé la mano a la cara para apretarme los ojos y volver a dormirme cuando veo una hermosa figura a mi lado. Pense que era efecto del te por lo que abro la cobija para invitarle a entrar y, ponernos al dia con lo que sea que quiera. Era muy hermosa y eso basta para mi _Serge Giovanni, el mismo que viste y calza ¿Eres la diablita o la angelita? Porque debo admitir que he sido un chico muy malo _¿Como iba a saber que esa cosa ahi no era más que Elis?. Y si era Elis, al creer que estaba soñando, no me molestaba que se volviese un sueño picarón. No negaré que ha sido participe de varias fantasias mias desde aquel encuentro en la mansion Razz Razz Razz Twisted Evil Razz Twisted Evil
avatar
Serge Giovanni
Tierras Sin Reino

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Personaje
Raza: --------------
Titulo:
Trabajo:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Black_Cat el Dom Sep 12, 2010 6:14 pm

Aquel ser se acercó al humano, el olor era característico, incienso y flores, el rostro de aquella figura sensual y fantasmagórica lentamente se fue transformando, era como si sobre puesto Serge pudiera ver el rostro de la hermosa Elis, la imagen era hermosa mas siniestra. –Espero que ya hayas cumplido tu objetivo.- le dijo con una voz fría y de ultratumba, sin embargo los labios de esta no se movían, solo el humano podía escucharla, de forma seductora el espectro se sentó al lado de Serge acariciando lenta y suavemente el rostro de este. –Te veo muy cómodo aquí, espero no pienses siquiera en romper nuestro trato.- dijo acercando el rostro fantasmal al de el, sus labios fríos y suaves tocaron los de Giovanni mientras las manos heladas de la enviada recorrían el pecho del joven bajo las cobijas. –Cuando la harás tuya?- preguntò susurrándole al oído.

-No tengo mucho tiempo y necesito a esa mujer, si haces bien las cosas podrías llevarte un incentivo extra.- su voz tenia un tono extremadamente sensual. Serge pudo distinguir en su mente a Elis, quien se encontraba vestida con un entallado corsé y una falda muy corta, las líneas perfectamente delineadas de la joven hacían resaltar su sensualidad y belleza, su rostro con un maquillaje exótico hacían resaltar sus hermosas facciones, mientras el pronunciado escote del corsé dejaba a la imaginación todo aquello que cualquier hombre que se dijera hombre desearía. –Anda, date prisa, cumple el trato y yo me encargare de hacer muchas de tus fantasías realidad, tendrás dinero, poder y…- dijo acercándose lentamente con pasos sensuales a el –Algo más.- de pronto todo aquello se fue transformando, el paisaje de la visión de Serge comenzó a tornarse oscuro y el piso se desmoronaba bajo sus pies, dejando ver un rio de lava hirviente, ninguno de los dos caían, flotaban sobre aquel rio, sin embargo el calor abrazador era fácilmente sentido por el humano.

-Solo te advertiré que si llegaras a traicionarme o incumplir nuestro tato, te hare pagar un precio muy caro.- dijo mientras a los lados Serge podía ver escenas de almas y cuerpos siendo brutalmente torturados, golpeados, masacrados, algunos eran metidos en aceite caliente, otros simplemente se encontraban sobre brazas al rojo vivo, algunos mas siendo castigados con brutales golpes y latigazos dejándoles la piel en carne viva, para después verterles acido, limón e incluso sal pura de grano. Los gritos de estos seres atormentados eran terribles y ensordecedores, Elis permaneció sensualmente vestida frente a el. –Tú decides.-…

avatar
Black_Cat

Mensajes : 453
Fecha de inscripción : 24/07/2010
Localización : Mèxico

Personaje
Raza: Vampiro.
Titulo: Nigromante.
Trabajo: Hechizera/Herbolaria.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El viaje de Serge y María ( continuación)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.